Jóvenes con madera > Padres > El mundo empresarial de la madera > Mercado de la madera en España

Mercado de la madera en España

España posee una superficie total de poco más de 50 millones de hectáreas de las cuales 28 millones son bosques o poseen cubierta vegetal. De aquí se deduce que más de la mitad del territorio español está cubierto de vegetación lo que hace del país mediterráneo uno de los territorio europeos con más cubierta vegetal.

Ilustración 3: Mapa forestal de España.
padres_empresarial_2_4_1a
Fuente: Red de Observación e Información Medioambiental europea.

En el terreno económico es clara la importancia del sector maderero que concentra 18.300 empresas y genera más de 100.000 puestos de trabajo directo. Las cifras con las que trabaja rozan los 19.000 millones de euros y disfruta de un crecimiento anual de más del 5%. Por su parte, las exportaciones aumentan a un ritmo del 13% anual.

En este contexto, el desarrollo del mercado ha sido muy relevante de manera que ha pasado a preocuparse por el estilo, la funcionalidad y la integración de la naturaleza en los productos de la naturaleza en los productos madereros. Esto aporta a los productos madereros españoles un alto valor añadido.

El sector industrial está compuesto a su vez por el de primera y el de segunda transformación. El primero se encarga de los productos intermedios que son aquellos que van entre el árbol y el producto final, como los tableros o la madera. El segundo se encarga de la elaboración producto final y abarca a todas las empresas de envases, embalajes, muebles, carpintería, etc.


OFERTA

Como se ha comentado anteriormente, España posee una gran superficie forestal que abarca cerca de la mitad de su territorio. Esto no significa que toda esa madera sea utilizable por la industria así en tan solo 8,8 millones de hectáreas son susceptibles de aprovechamiento. Esto se debe a las especies que forman el bosque ibérico, al tipo de masas forestales existentes, a su carácter protegido, etc.

Debido a su variedad de clima en la península se pueden diferenciar varios tipos de bosque lo que aporta una gran diversidad de especies. Los bosques mayoritarios en España son el bosque caducifolio característicos de la zona norte del país y formados por especies como el haya, el roble, y el bosque perennifolio formado por especies como los pinos, encinas, etc. La mayor parte de estos bosques tienen muy poco madera por metro cuadrado, porque los árboles están dispersos o son pequeños. Sólo en el norte y el noreste la densidad es alta. Además cabe resaltar que entre los años cincuenta y sesenta se repoblaron más de dos millones de hectáreas, parte de ellas con especies de rápido crecimiento (pino, eucalipto, etc.). Por otro lado muchas zonas boscosas producen otros tipos de productos forestales de gran interés como el corcho.

La oferta potencial de madera está valorada en 595 millones de m3 de los cuales son extraíbles 30 millones de m3. En realidad se explotan unos 15 millones de m3 al año debido a las especies que se desarrollan en la península.
Las empresas están presentes en todo el territorio nacional aunque cabe destacar tres CCAA por su mayor concentración empresarial; Cataluña con el 18%, la Comunidad Valenciana con el 13% y Andalucía con el 12%, que reúne en conjunto más del 40% de las empresas del sector.

DEMANDA

La madera utilizada con una finalidad industrial es en España el uso principal. El sector de la construcción, debido al auge de los últimos años, genera una gran demanda de productos y es uno de los que mayor mercado ofrece.

La demanda de madera en España no ha hecho más que aumentar en los últimos años de manera continuada en todas sus formas ya sea madera aserrada, chapas o tableros. Por esto, España importa gran cantidad de madera para cubrir sus necesidades.

La mayor parte de las importaciones provienen principalmente de Europa. Así el pino silvestre que importamos tiene su origen en países como Suecia, Finlandia o Rusia; las hayas y los robles provienen de Centroeuropa y de contiene americano, principalmente de Chile, Argentina y China en el mercado mundial también ha afectado al sector de la madera de modo que las importaciones provenientes del gigante asiático están comenzando a llegar a España y se multiplican exponencialmente.

A pesar de no ser un país con un exceso de madera España es capaz de exportar el 5% de su producción gracias a una producción flexible que es capaz de responder a los cambios en el mercado. Los principales cliente de España han sido Portugal, Francia Estados Unidos, Reino Unido e Italia.

PERSPECTIVAS

El sector de la madera español se enfrenta actualmente a los retos del mundo globalizado lo que le obliga a tomar determinaciones para mantenerse como un referente en el panorama internacional.

Según diferentes foros nacionales, el sector maderero tiene un gran futuro si apuesta por el diseño, la vanguardia y las nuevas tecnologías. Por otro lado, el potencial de desarrollo de las empresas de la madera españolas se ve favorecido porque en la construcción se emplea cada vez más la madera debido a su bajo coste competitivo, al ahorro de tiempo en el proceso de ejecución y a sus ventajas ecológicas. Además, la aprobación de nuevas normas en el sector de la construcción (Código Técnico de la Edificación) en España, que atañen a la cantidad de la construcción, la seguridad y la mejora de la eficiencia energética en edificios, tanto de nueva construcción como los reformados ha impulsado un aumento de la demanda de la madera, a la vez que ha mejorado la imagen de la misma como material consecutivo.

En definitiva, el sector maderero español está viviendo una etapa de grandes avances técnicos y de diseño, lo que le puede dar las claves para actuar con éxito de manera global y avanzar hacia el futuro invirtiendo en investigación, desarrollo e información (I+D+i) y marketing.

EnviarEnviar ImprimirImprimir
© 2014 Jóvenes con Madera
Gobierno de España. Ministerio de Educación Fondo Social Europeo Confemadera